Los pisos de este promoción son protegidos y todos los que estén interesados en acceder a uno de ellos deben cumplir una serie de condiciones. La unidad familiar no puede superar unos ingresos determinados y los titulares de la futura vivienda no pueden poseer otra en propiedad.

Las viviendas no pueden superar los 95 metros cuadrados útiles y su precio máximo está fijado por Ley. Si quieres saber más sobre las características de las viviendas protegidas y los requisitos de acceso, pincha AQUÍ.