COMPÁRTELO

En España, Domo Gestora tiene como principal objeto social la gestión de cooperativas de viviendas para entregarlas a sus socios en las mejores condiciones de calidad y precio. Desde hace varios años, además, colabora con la Fundación Vicente Ferrer para hacer algo parecido: promover casas para los más necesitados de La India.

Domo colabora para construir dos colonias de 48 viviendas en Ananptapur

Proyecto solidario de Domo Gestora en la India

La primera colonia de 24 viviendas que Domo ayudó a construir con su donación está situada en el pueblo de Papireddypalli y la segunda, también de 24 casas, en la aldea de Marala, en el distrito de Ananptapur. 48 familias han podido abandonar las chozas donde vivían para trasladarse a una vivienda digna que la Fundación ha construido, con nuestra ayuda.

Las colonias construidas están provistas de las condiciones mínimas de salubridad, y constituyen un resguardo eficaz ante las lluvias torrenciales, los animales peligrosos y el calor intenso pero, ante todo, proporcionan un sentimiento de dignidad a una comunidad profundamente discriminada.

Todas las casas se construyen de acuerdo a las costumbres de las personas que las habitan y a los materiales con que se dispone en la zona. De hecho, la construcción se lleva a cabo con la participación de toda la comunidad, es un trabajo colectivo.

Cómo son las casas construidas por la Fundación

Se trata de casas sencillas, de unos 40 metros cuadrados, que cuentan con dos estancias interiores:una sala que hace las veces de cocina, con espacio para guardar los víveres y los utensilios para cocinar y para manipular los alimentos, y otra sala que se utiliza como salón y habitación.

Todas las casas cuentan con un porche elevado y protegido por una cubierta. Como curiosidad, no disponen de baño por factores culturales. Lo más importante es que reúnen las condiciones imprescindibles y necesarias de salubridad, higiene y seguridad para las familias que las habitan.

Para ellos, suponen un cambio de vida radical, son un resguardo ante las lluvias monzónicas,  un refugio frente el intenso calor de las épocas premonzónicas, y una protección contra las picaduras de animales peligrosos como serpientes y escorpiones. Pasan de habitar chozas a romper con una situación de marginalidad. Además, como se desarrollan en equipo, potencian el sentimiento de cohesión de la comunidad y ayudan a más largo plazo a disminuir las enfermedades relacionadas con el hacinamiento y la insalubridad.

Viaje de Domo a ver las colonias de viviendas

El viaje a ver el fruto de nuestra ayuda era obligado. Algunos trabajadores de Domo hicieron un maravilloso viaje para conocer en directo el fruto de esta colaboración. Tuvieron la oportunidad de ver las viviendas construidas y otras en fase de construcción. Conocieron a algunas familias beneficiadas por su nuevo hogar y palparon su alegría por su nueva situación.